Limpiezas energéticas

La Limpieza energética o astral es un viaje hacia el equilibrio físico, mental, emocional y espiritual que ayuda a limpiar las energías de baja vibración en el cuerpo astral, físico y áurico y a eliminar los bloqueos que sufrimos en nuestra vida (bloqueos mentales, emocionales, laborales, económicos, de relaciones, espirituales). Con una Limpieza Astral profunda muchas de las dolencias que se arrastran durante años tales como dolor de cabeza, dolor de espalda, ansiedad, insomnio, irritabilidad, tristeza, falta de vitalidad, ofuscación mental acostumbran a desaparecer o entran en fase de mejoría evidente.

La contaminación energética nos puede venir por múltiples motivos. Hay que tener en cuenta que en primer lugar nos la producimos nosotros mismos, por traumas, por situaciones complicadas y conflictivas que hemos vivido o estamos viviendo, por enfermedad, por crisis personales, por patrones de pensamiento o emocionales propios, por sentimientos y patrones de conducta negativos, y sin lugar a dudas muchas veces es debido a causas externas. Sea porque vivimos alrededor de personas negativas o estamos en contacto con ellas, y como no, otras veces puede proceder de terceras personas, por prácticas mentales y esotéricas, incluso con encargo a profesionales del ocultismo. Por desgracia hoy en día este tipo de prácticas de trabajos de magia negra y brujería es mucho más común de lo que la gente piensa.

Hay varios sistemas para ver el aspecto del aura e identificar o interpretar la contaminación energética (fotografía kirlian de película bioquímica, foto kirlian por ordenador e interpretación del aura a través de software, aparatos de biorresonancia cuántica). Aunque no captan todo el espectro energético si sirven para dar una idea de a qué se debe esta contaminación: si son bloqueos psíquicos, si son entidades, energías contaminantes o congestiones no propias, e incluso pueden llegar a identificar qué órganos están afectados. 

Aquí tenemos una foto kirlian bioquímica donde vemos que el aura está libre de contaminación, y se puede ver un aura compacta de un color azulado. (foto realizada después de una limpieza energética) 

Aquí en otra foto kirlian (realizada con otro aparato distinto) vemos que el aura tiene agujeros, grietas, y no es compacta; nos está indicando que corresponde a una persona con bloqueos psíquicos e incluso con contaminación externa. 

Aquí veríamos la representación de un antes y un después realizada con un aparato GDV. En la imagen de la izquierda vemos un aura con muchas grietas y que el aparato interpreta incluso qué áreas u órganos de nuestro cuerpo están afectados. En la imagen de la derecha ya hay un cambio evidente después de realizar un trabajo energético. 

Y este es el caso de un aura contaminada con Entidades justo después de un ataque de brujería. La imagen está tomada con un aparato de biorresonancia cuántica (Quantum Scio). Estas masas más oscuras que se ven arriba y abajo son lo que llamaríamos Entidades. 

Una limpieza profunda conlleva un tratamiento de unos catorce días con la persona. No es lo mismo una sesión de limpieza con cualquier tipo de técnica que una limpieza astral realmente profunda. Si habéis experimentado una limpieza energética de cualquier tipo seguro que habéis notado una mejoría durante unos días, pero también casi seguro que al cabo de unos pocos días volvéis a estar casi en la misma situación que antes. 

Una Limpieza Astral para que sea realmente profunda y los cambios sean duraderos en nosotros y en todos los aspectos de nuestra vida conlleva un tratamiento aproximado de catorce días durante los cuales el trabajo es continuado y vamos viendo cómo los cambios se van produciendo paulatinamente. Incluso vemos cómo estos cambios se van sucediendo y asentando durante dos meses más. O sea una limpieza profunda sería el equivalente a ir quitando capas de una cebolla hasta llegar al núcleo de la misma. O sea se van eliminando y soltando congestiones energéticas acumuladas y se van reemplazando con energía nueva, de más alta vibración. Es un proceso de desintoxicación e integración de nueva energía de más alta vibración.

Como consecuencia entramos en un proceso de reequilibrio de nuestro ser, un proceso de curación, en el que todos los campos de nuestra vida se van a ver afectados. Cuanto más profunda sea la limpieza más energías antiguas se van a remover y más efectos positivos se tendrán una vez se haya completado.

Esta «purificación» sucede a nivel físico, emocional, mental y espiritual. En un sentido más amplio una limpieza energética profunda equivale a una Sanación del Alma y a una Reconexión con nuestro Ser Interior. 

Consultas privadas para ayudarte:

Consulta vía Skype

Consulta por teléfono

Consulta presencial